Reproducción canina e inseminación artificial

REPRODUCCIÓN CANINA


Vamos a describir algunos de los aspectos más interesantes sobre la reproducción de la especie canina, recordando aquellos puntos que puedan resultar problemáticos a la hora de cruzar nuestros perros.

Comenzaremos señalando las características más significativas del ciclo reproductivo de la perra.
FISIOLOGÍA DEL CICLO ESTRAL
Las perras alcanza la pubertad, es decir el primer celo, entre los 6 y los 12 meses de edad no obstante, estos datos varían en función de la raza, ya que las razas más pequeñas aparecen en celo antes que las razas grandes. Este celo se repite a intervalos de 4 a 12 meses, siendo lo más frecuente la aparición cada 6 meses.

El ciclo reproductivo de la hembra, lo podemos dividir en cuatro periodos: Anoestro, Proestro, Estro y Metaestro o Diestro.

ANOESTRO

Es el periodo de reposo sexual, es decir, de inactividad ovárica. La duración es de unos 4 meses generalmente, aunque está influenciada por algunos factores.

- A poco del año.

- Olor a hormonas sexuales (fenormonas)

- Razas.

PROESTRO
Los síntomas más iniciales son tumefacción de los labios de la vulva y aparece un flujo serosanguinolento. Dura de 7 a 10 días y durante el mismo, la hembra no acepta al macho, aunque resulta atrayente para estos. En algunas hembras este flujo casi no se aprecia porque lo eliminan lamiéndose, en otras es más copioso y aparente.

En esta etapa, la emisión de orina es más frecuente para diseminar hormonas sexuales (fenormonas).

ESTRO
Es el periodo en el cual se produce la ovulación y la hembra acepta al macho
La vagina esta engrosada, los pliegues vaginales se hacen angulosos al disminuir los estrógenos y aumentar la progesterona.

Según las hembras puede variar el tiempo en que tardan los folículos en desarrollarse y que se produzca la ovulación, puede suceder que:

La ovulación sea temprana (a los siete días del proestro).

La ovulación sea tardía (hasta os 20 días del proestro, la perra seguiría siendo receptiva hasta ese mento).

El momento de la ovulación puede no ser constante durante los celos sucesivos de una misma perra.

La ovulación tiene lugar generalmente durante un periodo de 72 horas.

METAESTRO

La hembra rechaza el coito por primera vez y dura unos sesenta días. La vulva disminuye de tamaño y puede verse en ocasiones un flujo mucoso, parecido al que aparece en la gestación. No hay manifestaciones clínicas que señalen el final, al pasar esta etapa comenzaría el periodo de Anoestro (reposo sexual) y así sucesivamente.

DETERMINAR EL MOMENTO OPTIMO PARA LA RECUBRICION
La mayoría de las perras son cubiertas a los 12 días, después del inicio del proestro y suele dar buenos resultados, pues aunque no esté ovulando en ese mismo momento, el esperma del macho puede vivir hasta siete días en el aparato genital de la hembra.

Las cubriciones repetidas con un intervalo de 24 a 48 horas, aumenta la probabilidad de concepción.

Es recomendable detectar el momento de la ovulación, pues hay hembras que ovulan antes y otras después y sobre todo es importante saberlo en los siguientes casos:

- Se va a realizar inseminación artificial.

-El perro posee un semen de baja calidad.

- La perra no se deja cubrir y necesita sujeción.

- El macho se encuentra a muchos Kilómetros y sólo se va a realizar una monta.

Existen varias técnicas para determinar este momento:

- Midiendo en plasma los niveles de hormonas luteinizante (LH).

La mayoría de las ovulaciones ocurren de 24 a 48 horas después de que la LH alcanza su nivel máximo en plasma.

- Midiendo la concentración de progesterona en sangre.

-Realizando frotis vaginales diarios, en estos se observan los cambios celulares que se producen. Se realiza el primer frotis, unos 1 0 días después de observar las manifestaciones iniciales de proestro, ya que algunas perras pueden estar próximas a ovular en este momento.

La ausencia de neutrófilos y la queratización de la mayoría de las células epiteliales junto con la presencia de muchas bacterias, indican que el aparcamiento se realizará en dos días. Los óvulos no son fertilizados con facilidad hasta 3 días después de la ovulación y como el esperma del macho puede vivir varios días en el aparato genital de la hembra, en este periodo en que va a ser cubierta es menos copioso, pero en ocasiones persiste un flujo sanguinolento hasta el final del estro.
FACTORES QUE IMPIDEN EL APAREAMIENTO NORMAL


*Psicológicos: La mayoría de los perros saben instintivamente realizar la cópula, aunque en algunos casos sean incapaces debido a:

- Diferencias en las experiencias sexual; un macho experimentado puede asustar a una hembra que realiza su primer apareamiento o al contrario.

- Falta de familiaridad con el lugar; como el macho es el que realiza el papel más activo en la cópula, es aconsejable trasladar a la hembra a donde se encuentra el macho.

- Hembras excesivamente "humanizadas" que en rara ocasiones ven perros y manifiestan rechazo a la aproximación de estos.
*Físicos: Perros con musculares u óseas excesivamente pesados, etc.

En el caso de que la monta natural no se pueda realizar, debemos recurrir a la inseminación artificial.
INSEMINACION ARTIFICIAL CON SEMEN FRESCO


Recogida del semen: estando presentes el macho y la hembra, se deja que el macho olfatee la hembra y antes de que intente montarla se sujeta el pene de este, se expone el bulbo del glande y se presiona la base de este.

La eyaculación se compone de 3 fracciones:

- La 1 'fracción es clara y no hay espermatozoides.

- La 2' fracción es rica en espermatozoides y la que nos interesa en la inseminación.

- La 3' fracción se desecha.

La muestra de semen debe analizarse previamente para asegurar que el perro es fértil.

Para cada inseminación se utiliza un eyaculado. Si se produce retraso entre la recogida y la inseminación, no se debe enfriar el semen, deberá efectuarse en un plazo de 1 5 minutos.

Las tasas de gestación son del 50% aproximadamente.

Existen también técnicas de inseminación con semen refrigerado o congelado, pero no suelen realizarse con demasiada frecuencia y no hablaremos de ello en este capítulo.

-Inseminación: Se introduce un catete de plástico en la vagina de la hembra y se dirige manualmente al interior, pues la vagina de la perra es relativamente larga.

Se levantan del suelo las extremidades posteriores de la perra y con una jeringuilla se introduce el semen. Se estimula el vestíbulo de la perra con un dedo lo que provoca contracciones vaginales que ayudan a pasar el semen hacia el interior del útero.

Se mantiene en esta posición unos minutos y luego se deja de nuevo en pie, evitando que orine. Se aconsejan dos inseminaciones en días alternos.

La inseminación artificial tiene muchas ventajas cuando no puede realizarse la monta natural, debe ser realizada por un veterinario conocedor del tema.


DIAGNOSTICO DE GESTACION

Consideramos como momento del inicio de la gestación el día de la monta, aunque esto es fisiológicamente erróneo, ya que esta comienza varios días más tarde de la monta.

Las pruebas que podemos realizar para confirmar la gestación son:

-Palpación abdominal:

Podemos palpar pequeños abultamientos a partir del día 21 según avanza la gestación, estos abultamientos se van haciendo mayores y situados más ventralmente, a partir del día 35 ya no es posible la identificación de los conceptos individualmente debido a cambios anatómicos en el útero.

- Ecografía es uno de los métodos más fiable y podemos dar diagnósticos a los 2 1 - 23 días.

- Ultrasonidos Doppier: proporciona un sonido de ladrido fetal. No es seguro hasta los 45 días.

- Radiografía: Realizada antes del día 35, resulta altamente peligrosa para los embriones. A partir de los 45 días la mineralizaciòn de los esqueletos fetales ya es evidente y se puede determinar el número de cachorros.

- Auscultación de los corazones fetales con un fonendoscopio permite el diagnostico avanzada la gestación.
PARTO

Debemos colocar a la hembra en un lugar tranquilo y libre de corrientes de aire, con una temperatura aproximada de unos 30'C. Notaremos que comienza el parto porque encontraremos a la hembra inquieta y jadeante, aunque podemos hacernos una idea mejor del momento del parto midiendo la temperatura rectal 3 veces al día, generalmente, cuando la temperatura baja de 37'5 C, el parto comenzará a las 24 horas siguientes.

Una vez comienza el parto, debemos vigilar que los cachorros vayan naciendo con normalidad y la perra vaya rompiendo la membrana amniática en la que aparece envuelto, ya que de lo contrario se ahogará. Posteriormente, cortará el cordón umbilical y lamerá al cachorro para secarlo y estimular su respiración. El tiempo que puede transcurrir del nacimiento de un cachorro a otro es muy variable, pudiendo pasar más de 6 horas. Como norma, podemos considerar que 30 minutos de contracciones abdominales sin resultados puede indicar la existencia de algún problema y se debe recurrir al veterinario

Información supervisada por Veterinaria María Estada Bordercolliesbs